18 de Noviembre de 2017
Categoría: Opinión
09.06.2016

LADO A O LADO B, USTED DIGA QUÉ PREFIERE

 

Por azar o por destino, las últimas dos carreras más importantes del automovilismo argentino han tenido un final distinto al que se vio al cruzar la línea de llegada. Pasó con la carrera de STC2000 en Córdoba, en la que ganó Damián Fineschi pero luego fue recargado por su toque con Leonel Pernía, y pasó nuevamente una semana después en La Pampa, cuando ganó Facundo Chapur, pero fue recargado y quedó la victoria para Leonel Larrauri.

 

La queja de muchos es que las carreras no deben terminar en un escritorio, que deben mantener el resultado con el que finalizó al cruzar la bandera a cuadros. “Como era antes…” argumentan algunos, la mayoría podríamos decir.

 

Pero antes de preguntarnos si era eso realmente lo pasaba antes y no había cambios después del final, deberíamos preguntarnos qué queremos de las carreras de autos.

 

Imaginemos por un momento dos escenarios similares a los que tuvimos estos últimos días. Similares conceptualmente, pero no iguales, claro.

 

Solo que el ejercicio lo haremos interactivo: Le propongo que usted sea el piloto A y yo el piloto B.

 

CASO 1:

Usted, piloto A, está segundo con un auto más rápido que quién está ganando, el piloto B. Lo que ocurre es que con el sistema de penalizaciones del campeonato, usted tuvo que largar en segunda fila por las posiciones de hándicap que se suman a su puesto de clasificación, donde se quedó con la Pole Position.

 

Yo vengo defendiendo con todas las herramientas que tengo, las técnicas de mi auto, las deportivas de mi posición en la pista que me permite tomar líneas de carrera, y las conductivas, por las cuales puedo ir hasta el límite de las reglas manejando momentos para acelerar y frenar, o cerrar mi trayectoria hacia un lado de la pista.

 

Yo salgo mal de una curva y usted me empieza a superar por afuera. Pero no es la frenada de la chicana, es la última curva del Cabalén, esa que tiene una pared del lado externo y deposita los autos en la subida hacia el final. Yo me aferro a la cuerda y usted pone su auto por afuera a la par del mío. Vamos a la par y yo me abro y empiezo a llevarlo hacia la parte sucia, y sigo abriéndome, y usted se pega contra la pared externa. Yo sigo en pista y gano, usted quedó con el auto todo roto, al costado del camino, solo por intentar pasarme por afuera luego que yo cometí un error. ¿Le parece que es justo que yo haya ganado la carrera? ¿Le parece que está bien que la clasificación quede como se vio en la pista?

 

CASO 2:

Siempre sigue siendo usted el Piloto A, recuerde. Es quinto en una carrera que se neutraliza, y tiene a uno de sus rivales del campeonato en octava posición. Todo está controlado porque lo tiene detrás suyo. Al reiniciarse la carrera, el puntero sale muy rápido de la última curva y supera al AS antes que haya entrado a boxes. Usted, que sabe que eso no está permitido, no acelera a fondo para no pasar al AS. Los que vienen detrás suyo, que desde la última curva vienen con el acelerador a pleno para que no se vayan los punteros, se sorprenden con los autos a menor velocidad y esquivan el problema abriéndose antes de la línea de Dirección de la Prueba, lo que el reglamento prohíbe. Pero una vez que esquivaron, siguen a fondo y no solo pasan al auto que esquivaron, sino también a usted, y entonces el rival de campeonato que estaba octavo, está ahora tercero, dos autos delante suyo. No levanta y se va con el líder a pelear por la victoria. ¿Le parece que está bien que lo dejen terminar adelante? ¿Le parece que está bien que la clasificación quede como se vio en la pista?

 

CASO 3:

Usted es el piloto A y viene liderando, pero entrando a la última vuelta, el piloto B lo pasa con una maniobra que usted no esperaba, lo sorprende y le saca la punta. Usted sabe que tiene solo una oportunidad para intentar recuperar la punta, en el último frenaje. Planea llegar con el auto a la distancia correcta a ese lugar, esconde el auto atrás del de su rival, y lo sorprende a último momento sacándolo y poniéndolo en la cuerda cuando emipezan a doblar. Le sale perfecto porque no se pasa de la línea de carrera para esa curva. Para el auto donde debe pararlo, sin dejar hueco alguno. Pero tiene menos velocidad que su rival, que desde atrás lo calza y lo empuja hasta sacarlo de ese radio de giro, y terminar llevándolo al pasto. De ese modo él gana la carrera y usted llega segundo. ¿Le parece bien que él haya ganado la carrera? ¿Le parece que está bien que la clasificación quede como se vio en la pista?

 

Si usted cree que están bien estas tres situaciones en la que le tocó perder sin haber cometido ninguna falta, usted encontrará a las carreras de autos en un tiempo como el lado B de la foto.

 

Si en cambio, cree que no es justo que le haya pasado cualquiera de las situaciones anteriores, debe reclamar. ¿A quién debe reclamar? Al Comisario Deportivo.

 

Entonces, el Comisario Deportivo, que tiene una Constitución Nacional llamada RDA (Reglamento Deportivo Automovilístico), aplicará lo que la ley deportiva tiene previsto para cada caso, por supuesto, sujeto a su criterio.

 

Ahí, tendremos el lado A de la foto.

 

¿Qué deberían demorar menos las decisiones? Seguramente que sí. Sería ideal que apenas termine la carrera, los Comisarios Deportivos tengan una manera de decidir rápidamente. Pero desde hace más de una década, tenemos cámaras dentro de los autos de carrera, que nos permiten ver lo que pasó en los autos de los pilotos involucrados en un incidente, y la cámara de otros, por ejemplo de quienes vienen detrás, que muchas veces es más esclarecedora todavía.

 

Supongamos que usted, el piloto A, al que le han cometido todas esas faltas mencionadas, por tener una respuesta rápida, se entera que los Comisarios Deportivos no vieron su cámara, o que la vieron pero no les quedó claro como para aplicar una sanción. Sin embargo, en el auto que venía detrás de ambos, se ven claramente los stop prendidos de su auto y los del otro no, señal que no ha frenado sino contra su auto. ¿Le gustaría que los Comisarios Deportivos vean esa cámara para que la evaluación de la maniobra sea justa?

 

Supongo que si, porque sino lo vuelvo a mandar al lado B de la foto…

 

Entonces, si es afirmativa su respuesta, tenga en cuenta que los Comisarios Deportivos tienen que pedir la cámara de ese tercer auto, esperar que la traigan, y después ver las imágenes. Eso demora tiempo.

 

Lo ideal, claro, sería que las autoridades de la carrera tuvieran todos los autos con sus cámaras de a bordo en vivo durante la carrera, como ocurre en Fórmula Uno, pero eso es algo sumamente costoso que el automovilismo argentino no está en condiciones de adquirir. Quizás algún día se consiga, pero no es hoy ese día.

 

La pregunta entonces es: ¿Usted, piloto A perjudicado por tres infracciones de un colega, prefiere que no se tomen en cuenta las imágenes de las cámaras on board para decidir? ¿Se bancaría que la decisión sea en su contra teniendo el documento que demuestra lo contrario?

 

Si, estamos de acuerdo que la maniobra de Chapur a Larrauri era muy clara y no requería demasiada evaluación de los Comisarios Deportivos, y estamos más de acuerdo aún al decir que no estamos de acuerdo con la primera visión que tuvieron de la maniobra, que los llevó a decidir no sancionarla diciendo que era lícita.

 

En su descargo, ambos Comisarios Deportivos (Carlos Zanotti y Mariano Acebal) dijeron que como ya habían sancionado a Chapur por adelantar autos de manera indebida en el reinicio de la neutralización del comienzo, y eso lo ponía detrás de Larrauri, no contemplaron demasiado la última maniobra. Después, escuchando las quejas y reclamos, se dieron cuenta que debían sancionarla y así lo pidieron a la Mesa Directiva de la CDA el martes.  En esa misma explicación dijeron que estaban muy ocupados viendo el tema del reinicio y los adelantamientos. Punto.

 

Pueden decir que son dos y es un número suficiente para fiscalizar una carrera de TN. Me permito disentir con esa idea. Primero porque si son dos es número par, y si no hay acuerdo, estamos en problemas. Segundo, porque reiteradamente hay dos situaciones o más por resolver, y perfectamente pueden dividirse las tareas. Tercero, porque durante la carrera, mientras uno siguen mirando la acción en vivo, un tercero puede ir revisando material de un incidente que haya ocurrido, notificar a un equipo de alguna situación o ir buscando testimonios de video o declaraciones de pilotos que hayan abandonado la carrera, por ejemplo Pisandelli adelantándose al AS en el reinicio y luego abandonado en los boxes por problemas mecánicos.

 

Antes las carreras las hacía un solo Comisarios Deportivo, sí. Antes, no había cámaras a bordo y si la TV no mostraba una maniobra, el único modo era con el testimonio de algún veedor, los de los protagonistas, y una revisación ocular de los autos. Ahora, con la tecnología, que no solo incluye la cámara on board, sino también la adquisición de datos que puede mostrar los vectores de dirección, acelerador y freno entre otros, se pueden obtener datos concretos que determinen lo ocurrido con una situación de pista.

 

¿Les parece justo que se descarte usar todo eso sólo para que las carreras terminen como se ve en la pista? ¿Y si es la última carrera del año y lo que se decide es un campeonato? ¿Ahí sí vale que se analice después, pero en las carreras anteriores no?

 

Piénselo bien. Si usted es de los que dicen ser amantes del automovilismo y le gustan las carreras puras y no los shows con autos de carrera, tiene dos opciones. O las cosas serias, aunque puedan tener errores y demoras, o el circo romano…

 

Diego Zorrero

 
 
Dejá tu comentario
AIF NOTAS

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

Ver canal

Veloz-mente logo

 Diseño VOX Comunicación Integral  |  Grillo-Beltrán